Herramienta que facilita tu vida

Cada que visitaba a mi tío Toño , lo veía muy presionado con su trabajo , ya que se acaba de consolidar como persona Moral y su empresa está en crecimiento. Como consecuencia de esto, aumento su carga de trabajo y ya no tendría tanto tiempo para dedicarse a la contratación de personal, él no sabía que hacer , ya que su secretaria no se daba  abasto con todas estas nuevas tareas que debía hacer , ya que estar publicando los anuncios de trabajo , estar entrevistando gente y todo el proceso que lleva determinar si las personas son buenos candidatos para el puesto , le quitaría mucho tiempo. Entre contestar llamadas, agendar citas y organizar sus pedidos a los proveedores , sería algo imposible de realizar.
Como buen sobrino yo me puse a buscar una alternativa de Sap business one, para ayudarlo con su trabajo. Comencé a indagar en Internet y encontré la pagina de Xamai donde se puede contratar.Y es que, este software realmente le ayudaría a la mayoría de sus problemas,como a la facilitación de  inventarios, administración de pedidos y compras.Lo más importante que él necesitaba, a la  gestión de recursos humanos.
Espere a visitarlo de nuevo, el fin de semana. Llegando a la casa , la abuela ya nos esperaba con un par de Domino’s Pizza que había pedido especialmente para nosotros, comiendo la pizza vimos una película, al poco rato me acorde de lo que había encontrado, decidí comentarle de esta nueva opción, le enseñe la pagina y todos los beneficios que puede le podía traer.
Mi tío quedo muy contento ya que le pareció una excelente opción, me dijo que lo iba comentar con su equipo de trabajo y si aceptaban todos, adquirirían este software sin pensarlo.
Al siguiente fin de semana volví a visitarlo y me comento que si terminaron adquiriendo el software y me dio muy buenas referencias, gracias a esto, lo encontré de mucho mejor humor , su rostro denotaba un mejor humor, tan es así que esta vez tuvo tiempo para que bailáramos las coreografías de la consola toda tarde.

Peludita nueva

El cumpleaños de mi pequeña princesa ha llegado. Amanda, la más chica de mis hijos cumple doce años y aunque no quiso hacer nada para festejarlo, no podemos pasarlo por alto, así que le estamos organizando una pequeña fiesta familiar en la casa. Vendrán algunos de sus tíos y primos, por supuesto sus abuelos.

Amanda es una niña muy tranquila y nada ostentosa, le encantan los animales. Actualmente tiene un perro que se llama Juno y ha estado muy insistente en que quiere una amiga para Juno. Hace algunas semanas fuimos a una veterinaria donde vió unas perras en adopción y una le encantó. En ese momento no teníamos tiempo para adoptarla pero no olvidé como era la pequeña peludita. Así que ayer en la tarde antes de venir a organizar toda su fiesta pasé a recoger a la perrita, sus croquetas pro series, porque ese es el alimento que le damos a Juno y lo ayuda muchísimo.

Así llegamos con la nueva perrita y es muy sociable, cariñosa y bien portada. Al parecer llegó a PetHeroes cuándo tenía 8 meses y en la casa donde la tenían eran muy estrictos con ella porque se comportaba muy silenciosa pero se veía que era por miedo. Tal vez le gritaban mucho y se mantenía callado y tranquilo porque lo asustaban, sin embargo eso no fue lo peor, al cumplir ocho meses lo llevaron a una perrera para darlo en adopción. Tal vez no es la peor idea, el perro está pequeño y el abandono no lo toma tan traumático y por suerte a mi pequeña princesa le gustó y eso bastó para que la perrita tuviera una segunda oportunidad.

Mi hija además de siempre estar preguntando con los veterinarios e investigar en internet, siempre desde pequeña ha visto programas de Animal Planet y otros canales de animales así que ella es la que siempre que viajamos y visitamos algún zoológico o acuario, ella nos esta dando datos curiosos de las diferentes especies durante todo el recorrido.

Espero que hoy en la tarde cuando regrese de la escuela y en su fiesta reciba a la nueva cachorra de la familia, se emocioné tanto como fue la primera vez que la vio.

Fuga de información, fuga de felicidad.

Desde que regresamos de vacaciones, muchos aspectos de nuestra vida cotidiana mejoraron. El trato entre mi esposo y yo, con nuestros hijos y nuestros hijos con nosotros.

Incluso, la relación con nuestras familias también cambió poco a poco; y ha mejorado, sin embargo, no todo fueron buenas noticias. A los pocos días de haber regresado, Antonio José tuvo un problema muy fuerte con su empresa porque hubo una fuga de información y al parecer esta información que era completamente clasificada para los socios de la empresa se distribuyó por toda la empresa y muchos la utilizaron para sacar provecho mal intencionado.

José Antonio no ha podido estar mucho tiempo en la casa porque ha tenido que estar solucionando ese enorme problema que por lo visto ya no durará mucho. Platicando con mi cuñado, nos platicó de una empresa que brinda servicios de seguridad informática y le ayudará a proteger todas sus computadoras y que los jefes de cada departamento estén enterados de lo que sucede con cada empleado.

Yo tengo un amigo desde la infancia que ahora trabaja en Intel, y le marqué para platicarle un poco el caso y me recomendara que podíamos hacer para solucionar esto porque al parecer si es un poco grave y la información que se derramó es muy importante, y digo derramar por no culpar a alguien, porque aún no sabemos si alguien hackeó el sistema para obtener o fue un descuido de los jefes.

Mi amigo me platicó que hay muchas formas de tener un control sobre las computadoras, pero por supuesto hay unas mejores que otras. Me recomendó con Arame, una empresa que se dedica a este tipo de información. Le pasé el contacto a José Antonio, pero no sé si me haga caso; lo que intento hacer es apoyarlo en lo que puedo y que toda la energía tan positiva y el buen estado de ánimo que hemos ganado, no se caiga o se destruya por un problema de trabajo. Aunque, a decir verdad, me ha gustado que hasta ahora ha sabido separar muy bien las cosas y cuando cruza la puerta de esta casa es otra persona.

 

De vuelta y renovada.

Sé que estuve un poco distante, es decir, no había escrito en este blog pero me fui de viaje con mi esposo después de tantos años de no haber viajado juntos como pareja. Habíamos comenzado a tener muchos problemas y creí que lo mejor era un viaje como antes cuando eramos novios. Y de hecho si, funcionó perfectamente.

Conocimos lugares y personas increíbles, coincidimos en dos destinos con una pareja muy parecida a nosotros y nos ayudaban a darnos cuenta de en las cosas que estábamos mal y a reflexionar. El hombre en la pareja trabajaba en una empresa de informática y cosas de computadoras y algo de sap business one, un tema del que hablaba mucho. Y su esposa, Margaret, a pesar de trabajar en la misma empresa Xamai. Estaba en otra área, era más como ventas y publicidad. Por supuesto, los hombres congeniaron más y las mujeres por nuestra parte, sin embargo, entre los cuatros creamos una relación muy simpática, amena y fácil de continuar. Hicimos un par de excursiones juntos y fue muy divertido. Recordé cuando eramos jóvenes y nuestros amigos comenzaban con sus relaciones y poco a poco fuimos saliendo en parejas y bajita la mano, entre las mujeres nos presumíamos quien tenía al hombre y la relación más perfecta. Y fue entonces cuando comencé a recordar todas las virtudes que tenía Antonio Jose, mi esposo y cuáles fueron las razones por las que me enamoré de él.

Teníamos que tomar un vuelo de Barcelona a Paris, pero esa noche hubo una tormenta y AirFrance nos hospedó en un hotel junto al aeropuerto, y esa noche nos sirvió para completar la felicidad que tanto buscábamos. Nos encontrábamos cenando en el restaurante y sin decirnos nada, nos quedamos viendo diciendo todo con la mirada, perdonándonos, disculpándonos y comprometiéndonos. Fue en ese momento cuando sabíamos que todo marcharía mejor, así que terminamos la noche entre puras risas y bellos recuerdos. Por supuesto, también planeamos nuestro siguiente viaje pero por ahora, teníamos que regresar con nuestra familia y enseñarles a nuestros hijos que el verdadero amor de una familia es irrompible.

Por nuestro propio bien

Primero me quiero presentar. Me llamo Silvana Rivapalacios de Villaseñor, tengo 40 años, soy esposa y madre de dos niñas y un niño. Siempre he sido ama de casa, y cómo ya algunos o más bien, muchos ya sabrán; no es un trabajo fácil. Aunque no tuve estudios universitarios, he tomado muchos cursos y talleres sobre nutrición y bienestar y más mi experiencia, confío en lo que les aconsejaré. Y cómo primer consejo es: si son amas de casa, no se casen con este trabajo, sean también personas independientes y astutas, debemos de saber un poco de todo. Por ejemplo: Yendo a desayunar con mis amigas a El Cardenal, mi auto se detuvo, lo único que pude maniobrar fue para orillarme y no estorbar. No podía llamarle a nuestro chofer Heriberto porque estaba de vacaciones y soy muy respetuosa con su tiempo libre.

Supongo que el humo que salía del cofre y mi cara de desesperación, atrajo la atención de un buen hombre que ofreció su ayuda, abrí el cofre y el me habló de no se que pieza se había dañado, me bajé para intentar entender que era lo que me decía pero no se absolutamente nada de autos.

El coche lo llevó la grúa a la agencia, y me dicen que las refacciones para bmw se pueden tardar hasta meses. ¿Qué voy a hacer sin auto y sin chofer? El joven que me atendió me comentó que trabaja por fuera de la agencia con un taller que se llama Doctor  Auto y ahí me conseguirían las refacciones más rápido.

Llevé el coche ahí y en efecto, las cosas resultaron muy favorables. Y aunque, no arreglaron el problema en el momento, será más rápido que en la agencia y el servicio comparable.

A raíz de esto, me inscribí a un curso de mecánica básica y aunque estoy segura que seré la única mujer o de las únicas, no quiero volver a sentirme inútil porque una pieza del coche me falló, y aunque tal vez no pueda cambiarla, por lo menos poder conocer cuál es el problema y actuar con base en eso.