Remedio interesante, random pero interesante

En estos días tan lluviosos, he extrañado mucho escribirles sobre lo que me pasa en mis días. Sobretodo si es algo que me traiga un consejo para compartirles.

Esta vez, me hice tiempo para platicárselos:

Hoy me desperté sin mucho apetito sabiendo que tenía que desayunar algo para tener energías. Apenas me comí una manzana. Sentí un poco de malestar en el cuerpo y solo cruce los dedos por no empezar a enfermarme.

A medio día, trabajaba con José Antonio sobre el tan hablado “gobierno de datos“que acababan de instalar en la oficina. Un tema que no me llamaba mucho la atención, por lo que, al hablarme mi compañero sobre ese nuevo software mi mente solo divagaba por los platos de comida que mi mente recordaba que podrían abrirme el apetito, de tal modo que de pronto solté en voz alta dirigiéndome a José Antonio, -tengo hambre pero no sé qué comer-. Interrumpió lo que decía con un silencio de tajo. Y bastó una bocanada de aire para sorprenderme con sus conocimientos culinarios.

Me impactó su última receta, empero, estábamos a 5 minutos de comenzar nuestra hora de comida, me interesó cuando comentó algo tan peculiar…caldo de pollo.

Lo primero que pensé fue, son fáciles con Knorr, al menos para mí. Me interrumpió alzando la voz explicándome los beneficios de un caldo de pollo natural. ¡Muy interesante, random pero interesante!

Limpieza

Si te sientes un poco mal, debes ingerir muchos líquidos y un cuerpo lleno de alérgenos atacantes (como un virus) y luchando contra anticuerpos debe limpiarse para poder estar sano. A tal efecto, el caldo abundante en sopa de pollo funciona de manera adecuada.
Desinfección

La sopa de pollo generalmente es bastante salada (con versiones bajas en sodio), de modo que cuando baja por la garganta, actúa de la misma manera que hacer gárgaras con agua salada tibia. En otras palabras, elimina las bacterias en la garganta, la boca y las amígdalas.

Fortalecimiento.

La proteína magra del pollo y los nutrientes de los vegetales, funcionan para reforzar tu fuerza cuando tu cuerpo se siente sin energía.

Mi abuela siempre ha dicho que cuando tu cuerpo necesita algo en especial te lo pide en comida. Si es que tiene razón, comenzó a hacerse agua a mi boca con imaginarme el caldo de pollo, imaginarme su sabor con limón y todas las verduras cocidas. Tenía que salir de Qarta en ese momento y comprar un caldo de pollo antes que terminara la hora de comida y brotó a mi mente una pregunta colosal.

¿En dónde voy a conseguir un caldo de pollo en 10 minutos?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *