¿Estás consumiendo pensamientos saludables?

pensamientos relajantes

Generalmente en este blog hablamos sobre la comida sana, pero hay otro tipo de alimento que consumimos de forma cotidiana y sin darnos cuenta y estos son los pensamientos.

¿Estás pensando pensando ideas que te ponen en un estado mental que te haga sentir bien o en un estado negativo?

Tengo algunos amigos psicólogos en DF a quienes vi hace poco que me comentaban que comúnmente las personas estamos acostumbrados a tener pensamientos negativos rondando nuestras cabezas y estas ideas repercuten directamente en nuestro bienestar, nos pueden hacer sentir ansiosos, incómodos e incluso pueden repercutir en nuestra salud; se ha encontrado que tener pensamientos negativos puede aumentar la presión arterial, hipertensión e incluso cáncer.

No existe ninguna cantidad de ejercicio o suplementos alimenticios que puedas consumir para dejar de tener este tipo de ideas perjudiciales para la salud, sin embargo sí hay una rutina que puedes seguir para eliminar estos pensamientos negativos

¿Cómo desarrollar pensamientos saludables?

1. Mira una películas graciosas en tu tiempo libre

para refrescar tu energía positiva. Es muy conocido que el humor es la mejor medicina y esto es lo más recomendable para generar pensamientos positivos, despejando el estrés de tu día a día.

2. Lee citas inspiradoras

Estas palabras inspiradoras realizadas por líderes y personas que han superado obstáculos importantes en sus vidas como Bill Gates, Mahatma Gandhi y muchos escritores famosos. Tómate un minuto al día para leer una de sus cortas frases y recibe un segundo aliento cuando estés cansado y agobiado por el mundo.

3. Llama a un ser querido

El sentirte conectado y conectado con alguien que amas ayuda a sentirte inmediatamente mejor, no importa si esta persona es tu mamá, tu novia/o  o tu abuelita. La comunicación por redes sociales o WhatsApp no es suficiente, lo mínimo que ayuda es escuchar la voz de la persona interactuar contigo. Si tienes la suerte de estar cerca de esa persona, el mejor consejo es: acércatele y pídele un abrazo, esa es la forma más positiva de despejar el estrés, alejar el aislamiento y sentirte conectado con alguien de forma inmediata.

4. Encuentra un pasatiempo

Muchas veces, hacer cosas que nos gustan puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo en muy corto tiempo, además que nos ayuda a generar confianza en nuestras capacidades y habilidades. No importa si es armar rompecabezas, contestar un Sudoku o aprender a combinar cocteles.

5. Ayuda a alguien

Hacer algo bueno por alguien más siempre nos ayuda a sentirnos mejor, nada hace sentir mejor a alguien ni arranca una sonrisa más fácil que ver la cara de auténtica felicidad y agradecimiento en otra persona. No importa si vas a un asilo a escuchar las historias de vida de los ancianos o si vas a un horfanato a llevar dulces y ropa a los niños, las caras de alegría y satisfacción vale el tiempo y dinero.

Esta es una lista corta tal vez pero si la sigues, estoy seguro que podrás sentirte mejor muy rápido. Sin embargo, si sientes que necesitas ayuda profesional, te recomiendo asistir con mis amigos del centro integral de psicología.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *