Fuga de información, fuga de felicidad.

Desde que regresamos de vacaciones, muchos aspectos de nuestra vida cotidiana mejoraron. El trato entre mi esposo y yo, con nuestros hijos y nuestros hijos con nosotros.

Incluso, la relación con nuestras familias también cambió poco a poco; y ha mejorado, sin embargo, no todo fueron buenas noticias. A los pocos días de haber regresado, Antonio José tuvo un problema muy fuerte con su empresa porque hubo una fuga de información y al parecer esta información que era completamente clasificada para los socios de la empresa se distribuyó por toda la empresa y muchos la utilizaron para sacar provecho mal intencionado.

José Antonio no ha podido estar mucho tiempo en la casa porque ha tenido que estar solucionando ese enorme problema que por lo visto ya no durará mucho. Platicando con mi cuñado, nos platicó de una empresa que brinda servicios de seguridad informática y le ayudará a proteger todas sus computadoras y que los jefes de cada departamento estén enterados de lo que sucede con cada empleado.

Yo tengo un amigo desde la infancia que ahora trabaja en Intel, y le marqué para platicarle un poco el caso y me recomendara que podíamos hacer para solucionar esto porque al parecer si es un poco grave y la información que se derramó es muy importante, y digo derramar por no culpar a alguien, porque aún no sabemos si alguien hackeó el sistema para obtener o fue un descuido de los jefes.

Mi amigo me platicó que hay muchas formas de tener un control sobre las computadoras, pero por supuesto hay unas mejores que otras. Me recomendó con Arame, una empresa que se dedica a este tipo de información. Le pasé el contacto a José Antonio, pero no sé si me haga caso; lo que intento hacer es apoyarlo en lo que puedo y que toda la energía tan positiva y el buen estado de ánimo que hemos ganado, no se caiga o se destruya por un problema de trabajo. Aunque, a decir verdad, me ha gustado que hasta ahora ha sabido separar muy bien las cosas y cuando cruza la puerta de esta casa es otra persona.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *